head
TV-EN-VIVO
     Facebook

     Twitter
reflexiones

Meditaba sobre el versículo 11 de Jeremías 29, cuando el Señor le dice a su pueblo: "Yo sé los pensamientos ('planes' en NVI) que tengo acerca de vosotros, pensamientos de paz y no de mal, para daros el fin que ESPERÁIS". Esta última palabra tomó una dimensión diferente en mi mente, tal vez porque, como ocurre muy a menudo, no ponemos atención a las pequeñas cosas o palabras y sin embargo esas pequeñas cosas y palabras son el sentido de todo un pensamiento. 

En este caso esta última palabra cambia todo el sentido de la frase. A menudo interpretamos que Dios nos dará lo que deseamos o lo que queremos, pero aquí no dice eso; la frase del pensamiento de Dios sobre nosotros es clara, reconfortante y pacificadora pero a la vez trae luz sobre cómo obtener lo que queremos y es ESPERÁNDOLO.

Cuando desperté a esta palabra, o mejor dicho cuando el volcán de la escritura hizo erupción en esta palabra para alumbrar los ojos de mi entendimiento, surgió dentro de mí una pregunta ¿Estoy esperando lo que quiero? porque... ¿Qué se espera? Lo que no se ve, porque Romanos nos dice: "¿A qué esperar lo que vemos? Pero a la vez esperamos lo que vamos a recibir. Cuando alguien nos habla y nos dice: 'Te estoy mandando lo que pediste', automáticamente se desata dentro nuestro la ansiedad por recibir lo que estamos seguros recibiremos, pues nos fue enviado. 

Ese es el secreto: el depósito de nuestra confianza en SU PROMESA, o SU palabra. Nunca obtendremos lo que queremos si no lo esperamos, y como escribí al principio, la NVI dice: "Yo sé los planes..", dando el sentido de que Dios está planificando o planeando como darnos, suplirnos y abundarnos y la carretera que lo desata es ESPERARLO, o la ESPERANZA; porque detrás de ello está la seguridad en que alguien lo ha enviado.

Tal vez por eso diga que en el depósito del cielo, en sus riquezas en gloria, está el suplir de todas nuestras necesidades... ¡Qué bueno es saber que El tiene planes de darnos lo que esperamos! ¿Qué estas esperando? Porque si no lo esperas… difícilmente lo recibas…

...Sólo un pensamiento