head
TV-EN-VIVO
     Facebook

     Twitter

la iglesia


La Iglesia El Camino nace en el año 1980, aunque el mover de Dios empezó a sentirse con fuerza aproximadamente alrededor de 1990. A partir de ese momento, el Señor comenzó a trabajar sobre nuestras vidas, y a medida que rendíamos más de nosotros, Él nos llevaba a un nivel distinto de su conocimiento y unción.

De este modo comenzó a crecer en nosotros Su carácter, y su unción comenzó a manifestarse cada vez con más fuerza. Hemos vivido cosas hermosas en Su Presencia, las que a lo largo de los años parecían perderse y luego regresar... Así Dios nos convirtió en Cazadores de su Gloria.

Desde el año 2000 hemos comenzado a experimentar un crecimiento que primero fue hacia la profundidad, y luego comenzó a dejarse ver hacia afuera. Por aquellos años tuvimos un crecimiento porcentual mayor al 500%, mucho más rápido y fuerte de lo que nuestra capacidad y experiencia estaban preparados para manejar.

Fue así como Dios comenzó a manifestarse con una unción fresca y una Presencia manifiesta, con milagros y experiencias que transformaron a cientos de vidas.

Dios nos dio una visión bien clara: ir por 100.000 almas. Lo creímos, lo creemos y Dios nos ha respaldado en una forma increíble para nuestra comprensión, así fue como nos ha llevado por más 30 países y creemos que esto recién empieza.

Estas palabras: “El ejército cristiano es el único ejército que deja a sus heridos abandonados en el campo de batalla”, conmovieron nuestro corazón y tomamos el ministerio de "camilleros". Dios nos ha preparado en ésta área y nos puso la carga por nuestros hermanos. En consecuencia hemos desarrollado un ministerio muy fuerte al apartado.

Conscientes de la gran obra de Dios, nos rendimos a Él y desarrollamos una sed por las personas apartadas del evangelio y también por las almas que aún no han conocido a Jesucristo. Formamos grupos de discípulos, de oración y de evangelismo y a través de ellos trazamos la visión de Dios y Él comenzó a darnos la multiplicación.

Tenemos la carga de nuestra nación y queremos ser un vaso de agua fresca y renuevo para todos.